fbpx

Círculos de estudio

La AMMEGFAC tiene una larga experiencia con esta modalidad semipresencial, mediante la cual se pudieron ampliar las acciones educativas a médicos en sus localidades. Se basa en las teorías de Paulo Freyre para la educación de los adultos que incita a reflexionar y aplicar. Es una técnica que obliga al estudio en grupo.

Iniciamos con los principales motivos de consulta y posteriormente con un Diplomado para apoyar la certificación sobre “Salud Familiar” mismo que continúa en la actualidad. A partir de julio de 2017, realizamos estos diplomados en línea y para ello iniciamos con un Convenio con el Programa IMSS Prospera a fin de capacitar en los principales motivos de consulta a los médicos generales dispersos en zonas rurales muy alejadas. Iniciamos con 313 alumnos.

Método Educativo “Círculo de estudio”

Se inicia con la lectura del DOCUMENTO BASE; así como por otra bibliografía alusiva al tema. La idea de esta lectura es identificar los conocimientos relevantes del tema y aquellos que resulten nuevos y aplicables a la práctica cotidiana o con los que no se pudieran estar de acuerdo. Es necesario que se señalen ideas completas con un resaltador de textos y con lápiz vayan haciendo anotaciones en los márgenes. Lo anterior con la finalidad de “establecer un diálogo con el autor”.  

Luego se efectúa una 2ª. lectura, siguiendo la sesión en Línea. Durante esta actividad se precisan los conceptos que fueron resaltados como trascendentes y se sigue al “Círculo de Estudio Presencial” (Línea). La lectura y conclusiones son coordinadas por los profesores.

Inercia clínica: la otra cara del fracaso terapéutico (2018)

Participantes: Miembros Titulares de la AMMEGFAC

Dra. Georgina Farfán Salazar, medica familiar
Dr. David Estevez Ancira, médico pediatra
Dr. Jorge Meneses Garduño, médico familiar
Dr. Saul Ilich Arciniega Lugo, médico general
Dra. Miriam Villavicencio Estrella, medica general
Dra. Olimpica Coronel Hernández, medica familiar

DOCUMENTO BASE: Farfán Salazar G; Inercia clínica: la otra cara del fracaso terapéutico; editorial Revista Atención Medica

Descripción
La inercia clínica se define como “la falla de los médicos para iniciar o intensificar el tratamiento cuando ésta indicado” y últimamente se maneja un concepto más piadoso para los clínicos: “Actitud conservadora, consistente en no modificar el diagnóstico y/o tratamiento a pesar de saber que no se han alcanzado los objetivos terapéuticos”. También se puede atribuir a cierto grado de resistencia para introducir cambios, generalmente en lo que a intensificación de tratamientos se refiere y se sugiere que la principal causa puede ser “la inseguridad de algunos médicos a la hora de implementar cambios en los esquemas terapéuticos, especialmente si los pacientes están asintomáticos”. Consecuencia de lo anterior y no obstante los grandes avances diagnósticos y terapéuticos siguen encontrándose una elevada proporción de enfermos mal controlados, tanto en la práctica clínica habitual como en los estudios de investigación. La Clínica de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria SEMERGEN indica que la inercia clínica afecta a cerca del 40 % de los casos de diabetes mellitus, al 86.4 % de dislipemia y al 76 % de hipertensión arterial.

Sospecha de demencia

Participantes: Miembros Titulares de la AMMEGFAC

Dra. Georgina Farfán Salazar, medica familiar
Dr. Jorge Meneses Garduño, médico familiar
Dr. Iber Gomez Mendoza. Vocal del Comité de Investigación
Dra. Araceli Sandoval Romero. Coordinadora del Comité de Actividades socioculturales

 

DOCUMENTO BASE: Documento base: Evaluación de sospecha de Demencia; Revista Atención Médica; julio 2018; pag.
30-36.

Duración: 1 hr 37 min

Descripción
La demencia es la quinta causa más importante que causa muerte en estadounidenses mayores de 65 Años y en México carecemos de datos estadísticos. El tema se enfoca a la evaluación de pacientes con sospecha de demencia, que incluye criterios diagnósticos, pruebas breves de detección, adecuadas para usar durante las consultas de medicina de atención primaria y pruebas diagnósticas.

Ante la sospecha demencia, los médicos ha de utilizar unas pruebas breves de detección. Si los resultados son anormales, se justifica una evaluación más profunda mediante la utilización de herramientas de detección más profundas.

Cuando se confirma el deterioro cognitivo debe realizarse pruebas diagnósticas y la evaluación secundaria, que incluye detección de depresión, estudios de laboratorio adecuados en busca de otras enfermedades que causan deterioro cognitivo y estudio de resonancia magnética cerebral.